lunes, 2 de diciembre de 2013

CARIDAD: GENEROSIDAD DEL DÍA DE HOY

Hoy les voy a hablar de algo que se les hace difícil a muchos. Más dífícil que pedir perdón. Es muy importante que desde pequeños les inculquemos a nuestros niños a SABER COMPARTIR. 

Esta enseñanza solo lo lograremos con nuestros propios actos. Recordemos que podemos tenerlo todo en la vida y al final del camino podemos sentirnos ironicamente vacios.

¿Como me siento vacio? Si lo tengo todo en la vida.
Me siento vacio porque lo he alcanzado todo, me he llenado de oro los bolsillos pero no he humedecido mi corazón con la caridad. 

La caridad, es la virtud más grande que Dios le ha dado al hombre. Jesús siempre nos enseño la caridad. La caridad no es otra que el amor al prójimo.

El amor esta en los detalles:
Nosotros amamos al prójimo compartiendo nuestra dicha con ellos. Por eso, si tienes la oportunidad de acoger bajo tu cariño a un niño, un adolescente que va por el mal camino, un padre sumergido en las ruinas o un anciano que busca una oportunidad, jamas dudes en tenderle la mano.

Nosotros hemos sido creados con un espíritu y cuerpo; el espíritu para disfrutar no solo disfrutar las dichas sino para regalarlas; el cuerpo no solo para recibir abrazos y recompenzas, sino para darlas. 

Recuerda:
Siempre prefiere EL PARAISO a la felicidad falsa y efimera.